Noticias

Consejos para un teletrabajo eficiente y productivo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Antes de que la pandemia obligara las empresas a recurrir a formas de trabajo online, eran muy pocas en España las compañías que permitían el teletrabajo. No obstante, el estado de alerta generado por esta emergencia sanitaria ha empujado a muchas compañías a actuar y a transformarse de forma rápida retándose a si mismas para evitar un parón en la prestación de sus productos y servicios.

 ¿Pero qué ocurre con los empleados que nunca han trabajado desde casa, y que ahora tienen que reorganizar sus agendas, sus días, sus espacios y sus costumbres? Ocurra que a muchos, el teletrabajo les ha cogido muy desprevenidos y que reorganizarse es una necesidad para poder cumplir con los objetivos laborales.

Por ese motivo, te proponemos una breve guía con consejos y recursos para poder mantener la misma eficiencia y productividad que tienes en tu oficina y quizás hasta descubrir que puedes ser incluso más productivo desde casa. 

¿Por dónde empezamos?

  1. Revisa las herramientas necesarias:

Si trabajas desde casa, tienes que tener los recursos necesarios para que tu trabajo sea posible al 100%. En este sentido necesitarás una conexión a internet estable y rápida, un ordenador o un portátil con los programas que sueles utilizar en tu día a día y sobre todo un lugar físico en donde trabajar.

Este último puede ser tu misma habitación, siempre y cuando tengas un escritorio adecuado y las demás cosas que puedes necesitar (Pantallas de ordenador extras, un ratón para el portátil, una silla que te garantice una posición ergonómica, etc.). Es esencial que tu espacio de trabajo sea un lugar definido, porque de esta forma el cerebro aprenderá a entrar en un “modo trabajo” cada vez que te sientes en tu mesa, por lo contrario, si te pusieras a trabajar sentado en el sofá, el mensaje que enviarías al cerebro sería contradictorio, y por eso el nivel de concentración bajaría notablemente.

  1. Respeta los horarios

Ocurre que muchas veces, de manera equivocada, pensamos que trabajar desde casa significa no tener horarios. Es importante que cada uno establezca sus horarios, respetando las pausas de descanso. Créate una rutina diaria igual que la que tenías en tu oficina y evita las distracciones del entorno. Lo que suele pasar cuando estamos en casa es que las tareas domesticas nos alejan de una concentración profunda y estable: poner una lavadora, atender la tele que están viendo los niños, lavar los platos que dejamos en el fregadero, son pequeños ejemplos de momentos clave en los que nuestro cerebro pierde el foco y desperdicia su energía y concentración en algo diferente de nuestro trabajo.

  1. Planifica una estrategia

Necesitas una estrategia para conseguir tus objetivos, por lo tanto tendrás que planificar tus metas y programar el alcance de cada una de ella, teniendo en cuenta los tiempos necesarios, los recursos y los imprevistos que pueden surgir. Crearte un plan de acción, te permitirá revisar a final del día si has cumplido con aquello que te habías propuesto y reprogramar los tiempos, si fuera necesario.

  1. Mantén el contacto virtual con los compañeros

y hazlo con las herramientas profesionales que te facilita tu misma empresa, desde Teams de Microsoft Office a Asana y otras alternativas existentes en el mercado. Utilizar el WhatsApp puede llevarte a atender conversaciones personales que te alejarían y distraerían de tus tareas del trabajo.

  1. Organiza encuentros o reuniones con tu responsable o con tu equipo a través de videollamadas

Es importante que de vez en cuando puedas ver a tus compañeros, porque a pesar de que los teléfonos y los chats te garanticen una interacción eficiente, verse permite mantener la relación y profundizarla más, creando sintonías y generando una comunicación que en el largo plazo crece y da valor mejorando el trabajo en equipo.

Si sigues estos consejos tu trabajo, estés donde estés, seguirá siendo eficaz similar o incluso igual al trabajo que hacías en la oficina. Date el tiempo necesario para acostumbrarte a esta nueva situación y no dejes que los imprevistos o circunstancias del momento asuma las riendas de tu vida personal y profesional. A pesar de la situación de emergencia actual, que de una cierta forma nos está forzando a esta nueva forma de trabajar por salvaguardar nuestra salud, está siendo una oportunidad para descubrir que el teletrabajo bien organizado y con voluntad y responsabilidad será una nueva forma de colaborar con nuestras empresas y compañeros que más auge tendrá en los próximos años. ¿Por qué esperar?