Acelerando la transformación digital de nuestras empresas

miércoles, 7 octubre 2020 | gestión empresarial

Ya han pasado unos cuantos meses desde aquel 14 de marzo, el día donde todo cambió de repente. De la noche a la mañana las empresas tuvieron que ingeniárselas para poder seguir manteniendo su actividad y aquellas que afortunadamente no se vieron en la obligación de echar el cierre por imperativo legal, tiraron de creatividad y coraje para salvar el primer round​ ​de un combate que se preveía largo.

El impacto de la COVID-19 en la sociedad está siendo muy duro. La crisis sanitaria escondía tras de sí una crisis económica de consecuencias devastadoras que con total seguridad padeceremos durante un largo periodo de tiempo. Pero también es cierto que la COVID-19 ha traído una serie de efectos colaterales que, en principio, no estaban en el guion.

Este virus ha resultado ser un potente catalizador para el proceso de transformación digital de las empresas. En este nuevo escenario, la tecnología está llamada a ser protagonista de muchos de los cambios que deberemos introducir en nuestro día a día para ir sorteando los escollos que están por venir.

Quizás el teletrabajo sea el mejor ejemplo para ilustrar este proceso de adaptación al que nos enfrentamos. Hasta ahora, todo ha sucedido muy rápido, pero somos conscientes que muchos de estos cambios han venido para quedarse. 

Deseamos que esta situación sea transitoria y que más pronto que tarde la normalidad vuelva a nuestras vidas, pero lo cierto es que esta crisis nos está dejando una serie de aprendizajes y de nuevos modos que conviene ir asimilando para no perder el tren. 

Las herramientas tecnológicas que muchos profesionales están ahora descubriendo por necesidad, como por ejemplo: videoconferencias, firmas electrónicas, centralitas telefónicas en cloud, escritorios virtuales… ya estaban ahí desde hace mucho tiempo, solo que no se les había prestado demasiado interés o creíamos que no nos eran demasiado útiles.

¿Qué hemos aprendido de la situación vivida en cuanto a gestión de los negocios?

Estos primeros meses de COVID-19 nos han dejado una serie de enseñanzas y aprendizajes que debemos afianzar lo antes posible. Entre todos ellos resaltamos tres aspectos importantes que al mismo tiempo nos pueden servir para identificar el grado de madurez de la transformación digital de nuestras empresas.

  1. El primero es la necesidad de disponer de entornos de trabajo ciberseguros. Con el confinamiento muchas empresas se entregaron al teletrabajo quedando totalmente expuestas a las fechorías de los ciberdelincuentes. En la práctica, fue como si hubieran salido corriendo de la oficina sin cerrar la puerta ni poner la alarma. Lamentablemente, los efectos de esa enorme fragilidad no tardaron en verse y los ciberdelincuentes hicieron su agosto.
  1. El segundo de nuestros aprendizajes nos lleva a plantearnos dónde debemos tener alojados nuestros datos. A la vista de lo sucedido, está claro que eso de seguir pensando que los datos están mejor en el servidor de la oficina, es una mala estrategia. En esta crisis, las soluciones cloud y los CPD de proximidad han mostrado toda su potencia recordándonos que el mundo hace tiempo que cambió, y que los nuevos negocios pasan por la nube.
  1. La tercera de las enseñanzas se centra en la necesidad de disponer de aplicaciones actualizadas sobre entornos web. Las viejas aplicaciones de escritorio, esas que nos evocan la época del doble clic, simbolizan el anclaje de las empresas al pasado. En esta crisis, la virtualización de esas aplicaciones desfasadas se está convirtiendo en toda una urgencia.

El mundo es móvil, el mundo es cloud. Esta es la máxima que nos enseña el COVID-19. La nueva situación exige entornos multicloud al que los profesionales puedan acceder desde la web sin importar el lugar desde donde lo hagan, garantizando su acceso en unas perfectas condiciones de ciberseguridad. 

Hasta hoy hemos utilizado tecnología PRE-COVID para ir solventando las necesidades que esta nueva situación nos está demandando, pero en breve empezarán a llegar soluciones diseñadas expresamente para este nuevo escenario; será tecnología POST-COVID mucho más potente y mucho más focalizada. Conviene no perder el tren de todos estos cambios y desde ya, ir dando los pasos necesarios para que la transformación digital de nuestras empresas sea todo un éxito.

Esta formación fue impartida por Miriam Quintero Hernández y Alicia Correa Rodríguez, profesoras del Departamento de Economía, Contabilidad y Finanzas.
Se trató de un curso de carácter eminentemente práctico con ejemplos reales, en donde se realizó un ciclo contable completo. El software utilizado fue el a3ASESOR | con, facilitado por Link Soluciones y Wolters Kluwer, a través de un convenio de colaboración firmado con la Fundación General de la Universidad de La Laguna.

Gracias a colaboraciones como esta, Link Soluciones sigue proporcionando su apoyo a los centros de formación e instituciones educativas que quieren aumentar el valor añadido de su oferta formativa a través de aplicaciones informáticas de alta calidad, como es el caso de las de Wolters Kluwer.

Cabe añadir que el programa formativo de la universidad tendrá continuidad a lo largo de este año con el curso Aspectos Básicos de Fiscalidad y Obligaciones Laborales para Pymes que se impartirá entre el 10 y 19 de febrero y en el que se simulará la constitución y gestión administrativa de una empresa, acercando al alumnado a la realidad laboral a través de prácticas con documentos reales y modelos tributarios vigentes, utilizando la suite de soluciones de a3ASESOR.

Jorge Alonso

CIO de Velorcios Group

Artículos más recientes

Beatriz Bolaños - Key Account – ERP Segment

La factura electrónica: características, ventajas y previsiones para el futuro
05/09/22Ver más >>

Romina Jose Pinto Melchor - Customer Support Specialist – ERP

Búsqueda de aliados estratégicos, uno de los desafíos para la pyme en 2022
16/06/22Ver más >>
<< Blog

Únete a nuestra Newsletter

Por favor, cumplimente el recaptcha
Ir arriba