Software de recuperación de datos, ¿algo necesario u opcional?

jueves, 31 marzo 2022 | gestión empresarial
Copias de seguridad

La salida apresurada al teletrabajo nos ha hecho más vulnerables a ciberataques, y los criminales lo saben. Tener un buen sistema de copias de seguridad nos ayudará a recuperarnos de un posible ataque.

Índice

  1. Los ataques especiales
  2. Cómo evitar los ataques digitales
  3. Las Copias de Seguridad

1. Los ataques digitales

Como con los seguros de hogar o vehículos, con las copias de seguridad nos pasa lo mismo: no nos acordamos de ellas hasta que nos hacen falta.

Según el informe de la Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad (ENISA) los ataques a nuestra información digital aumentaron de forma exponencial en este último año, produciendo un daño estimado en 18.000 millones de Euros, 57 veces más que en 2015. Y se espera que esta progresión vaya en aumento en los próximos años.

Para hacernos una idea, se produjo un ataque cada 11 segundos que mantuvo a las empresas afectadas una media de 23 días de inactividad.

Este otro informe de Microsoft, nos dice que el sector más atacado fue el comercio minorista con un 13%, seguido de los servicios financieros (12%), la industria manufacturera (12%), la Administración Pública (11%) y la sanidad (9%).

El ataque por Ramsomware se coloca como el más preocupante; ese que secuestra y encripta los datos y pide al usuario un rescate para poder acceder a ellos: en 2020 el pago promedio solicitado se colocaba en los 150.000 Euros, duplicándose respecto al año anterior.

Entre los motivos principales de este aumento en los ataques, está la transformación digital con la salida a la modalidad de Teletrabajo, que muchas empresas tuvieron que hacer a consecuencia de la pandemia de COVID-19. También es cierto que muchas de ellas tuvieron que realizarla de manera apresurada, dejando por el camino aspectos tan importantes como la seguridad de sus datos y conexiones. Una transformación que generalmente se realiza en algunos años, se tuvo que hacer en muy pocas semanas.

2. Cómo evitar los ataques especiales

Está claro que la primera tarea es la de prevenir estos ataques. Contar con software especializado para este cometido, como el uso de una VPN, un Firewall y un buen antivirus actualizado o autenticación MFA en los servicios usados son algunos de los imprescindibles para minimizar los riesgos a los que nos vemos expuestos día a día. Contar también con formación en materia de ciberseguridad es una gran ayuda, ya que gran parte de estos ataques se producen a través el llamado Social Engineering, es decir, conseguir el mayor número de datos posible sobre la persona, con el fin último de que este sea el que “abra la puerta” al cybercriminal.

Tarde o temprano, lo normal es que suframos un ataque a nuestra información.

Es por esto que tener nuestros datos a salvo es una de las prioridades en materia de seguridad, no para evitar un ataque de este tipo, sino para recomponerse lo antes posible cuando hemos sido afectados.

3. Las copias de seguridad  

La regla del 3-2-1

A la hora de realizar copias de seguridad de nuestros datos es básico disponer de un método. La regla del 3-2-1, término acuñado por el fotógrafo Peter Krogh, nos ayuda enormemente en esta tarea.

3 copias, en 2 soportes distintos, y 1 de ellas en un lugar distinto a los datos originales.

  • 3 copias de nuestros datos. Es decir, el archivo original más dos copias de seguridad por si falla la primera, tener otra a la que acudir. Aquí prevenimos la pérdida del fichero original.
  • 2 soportes distintos. Es importante tener nuestras copias en dos soportes de almacenamiento distintos; por ejemplo, en un disco interno y en un soporte externo como una unidad USB, un NAS o un DVD. Por el mismo motivo anterior: si falla un soporte, podremos recurrir a otro. Con esto prevenimos la pérdida del soporte que almacena los datos.
  • 1 copia en una localización física distinta a nuestros datos. Para prevenir robos en nuestra oficina, o un incendio, o cualquier otro desastre natural. Tener una copia alojada fuera de nuestra oficina nos dará la oportunidad de recuperar esos datos. Con esta práctica prevenimos una pérdida física del lugar dónde tenemos los datos.

¿Cómo hacer un Backup?

Claro que se podría realizar esta tarea de forma manual: haciendo copia de todos los datos al menos dos veces, en distintos dispositivos, y esperar a que termine para sacar una copia fuera de nuestro lugar de trabajo. Pero ¿merece la pena si existen herramientas que hacen este trabajo de forma automática?

Automatizar el Backup es la clave

Para realizar esta tarea de la forma menos tediosa posible y con las mayores garantías existen aplicaciones que se encargan de gestionar nuestras copias de Seguridad y poder aplicar esta regla de una forma sencilla.

Entre otras cualidades, al menos debe tener:

  • Capacidad de automatizar varias tareas.
  • Gestión de distintos soportes de almacenamiento.
  • Destinos en distintas localizaciones.
  • Capacidad de encriptar de forma segura la copia.
  • Consola de administración restringida.
  • Informes del estado de la copia.
  • Restauración ágil de nuestros datos.

Con estas características podemos minimizar al máximo posible el impacto de un posible ataque de Ramsomware que en el mejor de los casos nos paralice la empresa por unos días.

Y es que como dice Peter Krogh, “hay dos tipos de personas: los que ya han perdido sus datos y los que los van a perder”.

Por eso tenemos que poner todos los medios para que eso no ocurra.

Desde Link Soluciones te ofrecemos la seguridad y calidad de nuestra solución Link Backup, la aplicación que te permitirá hacer copias de seguridad de cualquier entorno incluso los más complejos, garantizándote la recuperación del sistema informático completo o parcial, según tus necesidades.

Juan Manuel Pérez López

IT Support

Únete a nuestra Newsletter

Por favor, cumplimente el recaptcha
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Ir arriba