Tendencias en RRHH que han marcado la diferencia en 2022

jueves, 24 noviembre 2022 | laboral rrhh

Las principales estrategias que han ayudado las empresas en la tarea de seducir el talento y fidelizarlo.

“Si se llevan a nuestros 20 mejores colaboradores, déjenme decirles que Microsoft se convertiría en una Empresa sin importancia” (Bill Gates)

No existe empresa, por moderna, digital, y puntera que sea en cualquier ámbito, que alcance el éxito sin las PERSONAS.

Si hablamos de tendencias en RRHH, no podemos pasar por alto el giro que ha dado nuestra sociedad, y el mundo en general, en los últimos 2 años. Como en el resto de los ámbitos, las tendencias en RRHH están sometidas a “prueba – error”; lo que hoy vale, mañana no, las tendencias aparecen y se volatilizan con una rapidez de vértigo; y además los cambios son constantes y acelerados. En RRHH se han tenido que reescribir las reglas, enfocándolas en la “seducción del talento” como eje principal de cualquier estrategia, esto ha dado lugar, entre otras, a 5 grandes tendencias que han sido protagonistas de este 2022 y seguirán siendo prioritarias en 2023:

  • Restyling de Líderes: basado en nuevos valores.

La tendencia en las organizaciones se basa cada vez más en aplicar nuevos modelos de gestión, donde la importancia no está en los logros individuales, sino en el equipo, y para esto es necesario reentrenar a los líderes; la focalización en el equipo implica que las reglas del juego cambien, y por lo tanto la metodología, seguimiento y liderazgo en la gestión cambian tambien.

Teniendo en cuenta que, si el equipo gana, el empleado gana, y como consecuencia la empresa, solo la información cualitativa será la que ayudará a las organizaciones a identificar a los empleados más productivos, actuar con recompensas y promocionar a los mejores en cada ámbito.

Por otro lado, en los nuevos modelos de liderazgo, se deben tener en cuenta las habilidades relacionadas con la buena comunicación, empatía, gestión de la diversidad y motivación en entornos virtuales, no debemos olvidar que los modelos de trabajo híbrido han traído para quedarse el “teletrabajo”, y su consecuente pérdida de cercanía, tambien en lo que al liderazgo se refiere.

  • Inclusión y Diversidad: Nos acerca a la realidad.

A la hora de construir un entorno laboral en una realidad diversa, no solo debemos tener en cuenta que hombres y mujeres tengan igualdad de oportunidades a la hora de desarrollar su carrera profesional, que es uno de los focos o retos más importantes de la sociedad actual. Debemos tener en cuenta también, que las empresas se enfrentan a una realidad en la que Millennials y Baby Boomers conviven en el mismo lugar de trabajo, por lo que la gestión de la diversidad desde este punto de vista es vital.

Además, se debe tener presente que la diversidad y la inclusión impactan directamente en la marca, los objetivos y el rendimiento de la compañía, por lo que debe estar dentro de la estrategia empresarial como ventaja competitiva.

  • Énfasis en el Potencial del Trabajador: Cada uno es su lugar.

La experiencia nos ha enseñado que dar libertad al empleado para elegir la forma de llevar a cabo un proyecto, así como abordar los problemas del negocio, permite que cada trabajador desarrolle su mayor potencial. El desafío real está en enfocar las habilidades e intereses de los trabajadores al puesto idóneo y que además esté alineado con sus intereses. Además, los enfoques basados en identificar las necesidades del negocio y luego encontrar o desarrollar las habilidades para satisfacerlas, siempre serán más lentos que los enfoques que permiten a los trabajadores a autoseleccionar en función de sus intereses y capacidades. Lo ideal es encontrar un equilibrio entre el potencial del colaborador y las necesidades de la empresa, generando un espacio de armonía que invite al crecimiento y al bienestar organizacional.

Una de las tendencias en este sentido, es la inversión en formación y el crecimiento de los trabajadores, donde una de las acciones esenciales es reforzar los programas de upskilling y reskilling:

  • Upskillinges la mejora o adquisición de habilidades para el puesto actual.
  • Reskillinges la adquisición de nuevas habilidades para cambiar de puesto de trabajo dentro de la organización.

Esto, además de ahorrar costes en procesos de contratación, también impacta positivamente en la seducción de talento, ya que los mejores profesionales quieren pertenecer a empresas que apuestan por el crecimiento de sus empleados.

  • Employer Brandig: La reputación como seducción.

El reto no solo es ofrecer una experiencia excelente al empleado, que esta se traduzca en la fidelización del talento, y que genere el ansiado sentido de pertenencia, sino que a este reto se suma, saber comunicarla, de cara a obtener reconocimiento social, y captar más talento.

En era digital, la imagen de marca que proyecte una empresa está directamente relacionada con la atracción o seducción del talento, y las compañías cada vez hacen más esfuerzos en la gestión del employment branding, para reforzar su imagen de marca hacia sus clientes, empleados, y en especial, sus potenciales candidatos.

Las estrategias de employer branding actuales, deben alinearse con los valores de los millennials y centennials, ya que representan el mayor porcentaje de la fuerza laboral activa. Además, es imprescindible contar con una cultura organizacional coherente, transparente y sostenible, que seducirá a las personas, encontrando que su empresa predica con lo que defiende. Los departamentos de RRHH están utilizando nuevos enfoques basados en monitorizar y analizar la satisfacción de los diferentes perfiles de empleados, centrándose en comprender y mejorar la experiencia de este nuevo perfil.

  • Digitalización Humanizada: Foco en las personas y Desconexión Digital

La transformación digital que no pone el foco en las personas está abocada al fracaso. Es necesario desarrollar acciones y programas concretos, puestos en marcha desde un origen basado en el análisis de resultados de riesgos psicosociales, entre otros, con las bases claras para afrontar los problemas principales identificados y resolverlos cuanto antes, recuperando de este modo también ese “orgullo de pertenencia” a la organización.

Con el auge del uso de las tecnologías y el trabajo en remoto, o teletrabajo, es muy fácil caer en hacer cosas del trabajo fuera del horario de trabajo y en que la digitalización sea más una carga que un alivio. Separar la vida laboral de la personal debe ser un factor clave en RRHH.

De ahí la importancia de la desconexión digital, de saber cuándo decir “hasta aquí”. Esto es algo que pueden fomentar los líderes, concienciando a los equipos de la necesidad de oxigenar las ideas, y ocupar de manera plena el tiempo en cuestiones totalmente ajenas al entorno laboral. Ser buenos líderes también implica saber decir al equipo: “Aquí termina tu jornada, disfruta del resto del día”.

Tras analizar las principales tendencias en RRHH en este ejercicio, se concluye que en esta nueva era, el talento tiene unas expectativas, exigencias y formas de vida que poco tienen que ver con los de hace unos pocos años. Las reglas del juego han cambiado; estamos ante una era, donde el talento es cada vez más diverso, aparecen nuevos perfiles que nos obligan a explorar nuevas líneas de liderazgo, la motivación ya no está relacionada con el salario, las nuevas generaciones buscan proyectos atractivos y se abren nuevos modelos de negocio.

En la gestión de los RRHH nos vemos obligados a tomarle el pulso a la realidad, y esto pasa por adaptarnos a las nuevas reglas, en aras de convertir este ejercicio de seducción del talento, en el éxito de la compañía.

Laura Martín

Business Development Manager - Pay&HCM

Artículos más recientes

Link Soluciones presente en las Jornadas de Estudio de AEDAF en Tenerife
28/11/22Ver más >>

El Foro RRHH de Canarias 2022 contó con más de 400 profesionales del sector
22/11/22Ver más >>
<< Blog

Únete a nuestra Newsletter

Por favor, cumplimente el recaptcha
Ir arriba